6.07.2007

Extrusión



Soy extrusivo.
No rompo los cuerpos.
No amaso sus sesos.

Encorcho su materia bajo el ojo de zoilo
que acoge una botella entregada por el mar.

Mi azufre es lento.
Sin añadir otra cosa,
mi tálamo muerde lo visible.
Emiten rudezas delicadas mis carótidas.

Poco a poco, me hago notar:
brezo de su prado primaveral
tomo por flor mis hojas secas.
Tardíamente entiendo lo presupuesto prematuro.
Encumbro la espada al caer la nochedad.

Parcial y ligeramente,
doy gracia a la picadura letal.
Un vestigio de cumplido deber
se suma a mis hiedras que,
sin recibir órdenes,
escalan a diario una pared.

Debajo de mí otro nace, a contrabatiente.
A pesar de todo, pretendo haber estado
aquí antes, cuando delante de mí
otros anclaron más menesterosos.

Cual Ecce Homo, dando mi vida
por otros extinguibles, sin cara,
sin redecir palabras ensangrentadas
al ceder mis oídos comprensivos al tropel.

Un extenuante calvario de la fe es,
tener que matarlos sin hacerme ver.

Hanzel Lacayo
Poema tomado de: "Caos No Dado" (2007) ©
Fotografía: "Waterfall" (2006) ©

No hay comentarios: