6.04.2007

Impudicia de una Niña que Sueña



La niña le dio con el mango
de la carabina que él mismo
había usado dentro de ella,
pensando:
he derrumbado
al gigante de la torre
que mi torre ha derrumbado.

Pero no; qué gélida sorpresa:
encontrarse sola y asesina,
de espaldas a un mundo
diestro en arrullar a diario
al arquetipo de los bárbaros,
que esposan a las mártires
y bailan en señal de gratificación,
porque no hemos sido nosotros
ni tampoco los seremos nunca:
aquellos que matan, tarde o temprano
-y siempre matan demasiado tarde-,
a quien nos confinó a vivir
soterrados bajo escombros,
a recorrer calles más grises,
a bebernos de un sorbo la ciénaga,
a encintarnos la boca
con la fetidez de un silencio mustio.

Mas el gigante despertó
y volvió a tomarla, y ella lo soñó,
embebida de resquemos,
en otredades para alcanzar la perfección
de su falo desintegrado y su calavera.


Hanzel Lacayo
Poema tomado de:
"Caos No Dado" (2007) ©
Fotografía: "Early Summer" (2006) ©

No hay comentarios: