7.23.2007

Entre Flechas


“¿Qué será del corazón/ si el amor no tiene flechas?” Se preguntaba Lorca en su “Canción otoñal”, allá por 1918. Y yo entonces sueño una lluvia de flechas que cae sobre un hombre sin atinarle. Debe poseer cierto aliño para esquivar. Luego pienso que, como es natural en él, permanece quedo, ahí donde se vio colocado estratégicamente por las circunvoluciones de la imaginación de otro que soñó su existencia con mayor rigor del que él jamás se hubiera valido para gastarla. Inmutable, ningún vello de él teme a la lluvia o sospecha el rumor de cada flecha... La displicencia de su corazón sin miedo ha conmovido la iniquidad abocardada de cada lanceolada, y él se salva. Nunca supo que alrededor suyo se desató la más horrible de las borrascas.

A veces quisiera esquivar flechas. O tal vez quisiera que tan sólo una, de entre las miríadas de lluvias de flechas que descargo, diera en algún blanco (me lamento fatalmente de que hasta el blanco también escape de mi nada). Tan nebuloso y arduo oficio es hacerse el de no saber o no dejarse conmover. Cómo sea, ninguna flecha puede durar demasiado tiempo en el corazón de los hombres.

Hanzel Lacayo
Fotografía: "Glasswater" (2007) ©

7.21.2007

Poetas Nicaragüenses del Tercer Milenio


Este es mi primer intento de diseño para un Afiche (por parte de un no diseñador). Deseaba compartirlo, a propósito de la publicación de la Antología de Poesía Joven titulada "Novísimos: Poetas Nicaragüenses del Tercer Milenio", compilada por Irving Cordero y Martha Leonor Gonzáles, que circula desde inicios de año; y para no olvidar su ya sobremanera postergada presentación inaugural, que tal vez verá luz en Agosto.