6.10.2009

Carta sólo para vos


Te quería decir algo. Si no sabes quien eres, mira la fotografía y lo recordarás. Como no quiero que nadie más lea y no me atrevo a escribirte al correo, guardé el mensaje en un archivo comprimido al que le puse una contraseña dentro de otro archivo compromido. Sólo tú, creo, conoces esa contraseña. Es mi "comida favorita" (siempre te pareció algo ridícula), compuesta por 3 palabras. La primera palabra empieza con la letra "p", la segunda palabra es la preposición "con" y la última letra de la tercera palabra es la letra "a". Cuando la tengas, la escribes toda junta, en minúscula, pues te la pedirá cuando descomprimas el segundo archivo. Puedes bajar el mensaje desde la dirección siguiente: "http://www.mediafire.com/?rymzl5yjaez". Ahora, cosa que no creo: si acaso llegaras a leer el mensaje, debo decir que no es necesario que digas nada. Igual, sé que no lo harías. Puedes llamarme y quedarte en silencio, y sabré que eres tú, y será... hmm, interesante. A pesar de todo lo sucedido, me siento muy feliz por ti, y eso, para mí, es suficiente.

Hanzel Lacayo

2 comentarios:

David Parnelio dijo...

Yo creo que vos andas buscando a Kafka. Tal vez un Kafka de la era digital, ensimismado en su blogologo. O tal vez he caído en tu trampa, en cuyo caso la self-reference nos ha comido vivos. y el mensaje nunca llegara.

Hanzel Lacayo dijo...

Sos la segunda persona que comentó lo kafkiano, jajaja, pero fue incidental. Tal vez algún día publique la contraseña a manera de depuración; no es la gran cosa. Como retomaría de A. Ajmatova: Si supieran de qué basura/crecen versos, cartas...