6.25.2011

Quemas la tierra, pero la maleza volverá


Quemas la tierra, pero la maleza volverá. No hay rastrillo capaz de asegurar que no reaparezca.

En igual medida, la oscuridad no nos es indiferente; no mueve un dedo para hacerse notar, y como las semillas enterradas en profundos horizontes de suelo, también planean en el aire y germinan a destiempo. Imposible repelerlas. El esfuerzo debería procurar acostumbrarse a ellas, aceptar su savia amarga, seguir las instrucciones de su perentoriedad, empezar a decorar con la flor de la malva, y dejarlas seguir creciendo entre los arbustos acabados, luminosos y comedidos del jardín.

Al final, de alguna manera la maleza logra reproducirse tan magistral, y no por ello resulta menos agradable su polen cuando crea apenas deleznables, memorables flores, que merecen su belleza por la increíble velocidad como cubren el campo y lo inundan todo, todo, todo, con la opacidad espesa de la verdad."

Hanzel Lacayo

6.05.2011

Sólo los insectos me odian

"Sólo los insectos me odian. Tengo mucha gente que me quiere. Me odia la gente que me debe odiar. Y así es como debe ser." S.S.