9.07.2011

Genealogía


Gusano precede a gusano;
no puede preceder a otra criatura.

Ni del lobo nunca os naceréis ovejas,
aunque un día os ocurriera:
cayera sacro óleo en vuestra lengua infernal.

De redenciones, obediencia al culto,
tallo derecho al devengar lo concreto.

¿Qué tiene por vulgo el corazón,
sino pretender cambiar por fuera?

Lobos sois y lobos pereceréis siempre:
mordidos o mordiendo,
bajo disfraz o a cuero expuesto.

¡Basta de pretender!

Hanzel Lacayo
Tomado de: "Hasta el fin" (2011) ©

No hay comentarios: