10.25.2011

Declaración de Ofiuco


Sé que duermes en otra constelación.

Y que la lactancia de esta vía

no te da bienvenida a mi mundo

con amigable bandera.

Nuestra comunicación sucede
con frecuencia de granizo

estación tras estación.


Búsqueda inútil ansiar tu mitad,

si el lado de tu universo no porta semillas.
¡Porque los universos más hermosos no suceden
y Dios no comete la nada dos veces!

He preferido por ende morir con ojos abiertos,
y para no espantarte si acaso llegas,
dejar de portar la serpiente.

Hanzel Lacayo
Tomado de: El libro de las separaciones (2012)

1 comentario:

Waldir Ruiz dijo...

Porque Dios no comete la nada dos veces!!!! encantado con tu poesía! críptica, me gusta! también ta cool la canción...