11.25.2013

"Obsequio particular" (Los Adioses, 2014)


Te lo regalo, pero tiene un agujero.
Lo que hay en él es lo de menos.

Espera y crecerá.
Y como todo buen vino
presidiendo siete noches bajo el corcho,
estoy seguro que te ayudará a brindar
por los claros días y los malos tiempos
―a pesar del agujero―.

Hanzel Lacayo ©
"Los Adioses" (2014)


* * *

Crecí mucho escribiendo "Los adioses". A pesar de que contenga muchas sombras, son sombras que buscan la luz, despegan de sus estigmas, de su cautiverio forzado alrededor de lo sólido-hiriente; sombras que salen para esperar su día dictado: esperar esperanzarse. 

Me encanta corregirlo durante episodios de manía. Al día siguiente, los ajustes se mantienen más en pie. El arca y el terraplén se vuelven uno solo, y se puede partir de la premisa de que todo lo que miré desde la fortaleza, tenía que barrerse para que las sucesiones pudieran moldearse a gusto: esta grama precisa, un arbusto por aquí, un árbol por allá (lo cual implicó, claro está, salir de la fortaleza).

"Obsequio particular" es ese poema que se acerca mucho a ese panorama, el poema que abre este libro. Espero publicarlo en enero de 2014, si no antes.

No hay comentarios: